10 PUNTOS A TENER EN CUENTA CUANDO VA A INCURSIONAR EN EL NEGOCIO AVÍCOLA

Incursionar como productor en el sector avícola, es una idea que cada vez toma mas fuerza, en parte por las bajas barreras de entrada respecto a al monto de la inversión inicial y en parte por la rápida rotación de capital de la misma. Pero invertir en avicultura es más que comprar las aves y darles maíz como algunos piensan. Hay una gran cantidad de detalles que el productor debe tener en cuenta antes y durante el proceso para lograr una producción exitosa. Sin importar el tamaño de su producción estos 10 puntos le ahorraran muchos dolores de cabeza, tiempo y plata.


1. Tipo de producción: Para poder iniciar el productor debe tener claro que tipo de producción va a tener (engorda, reproducción o postura), ya que las necesidades con respecto al espacio, cantidad y tipo de equipo, instalaciones, mano de obra, y tipo de alimento varían significativamente. No todas las aves sirven para todos los propósitos, existen líneas especializadas para cada tipo de producción. Si su producción la pretende hacer en pastoreo, evalúe cuáles son las líneas más resistentes para este modelo.




2. Ubicación: Este ítem es de vital importancia para el éxito de su producción. Debe ser de fácil acceso para poder transportar las aves, llevar el alimento, transportar los huevos entre otras cosas, pero no debe estar a menos de 500 metros de la vía principal para evitar que los carros que pasen nos diseminen virus, bacterias que enfermen a las aves.


3. Agua: Hay un dicho muy conocido que dice “El agua es vida” y en nuestro caso aplica en toda su expresión. Primero, por que el productor debe asegurarse que la cantidad de agua de la que dispone sea suficiente para hidratar a todas las aves; cualquier restricción que sufran las aves va a generar una caída en la producción, disminución en el peso, aumento de la mortalidad y por consiguiente, disminución en a rentabilidad de su negocio. Segundo, no solo importa la cantidad del agua, sino la calidad. La calidad del agua es vital en avicultura. Para esto es necesario realizar un estudio del agua y así determinar el tratamiento para potabilizarla, si el agua no cumple con la calidad requerida generará en las aves infecciones acompañadas de diarreas, perdidas de peso, disminución del consumo voluntario de alimento, caídas en producción y aumento en la mortalidad.


4. Equipos: Dependiendo del tipo de producción varían significativamente los equipos e instalaciones necesarias. Si va a comprar aves levantadas para producción de huevo no necesita equipo de cría, los nidales pueden tener los huecos más angostos y esto hace que un solo nidal tenga más huecos. También varía el número de aves por comedero o bebedero en cada tipo de producción. El mismo factor varía con cada línea genética. Una compra insuficiente de bebederos y comederos impacta severamente los rendimientos productivos.




5. Compra de aves: Una vez definido el tipo de producción a realizar es necesario revisar los diferentes proveedores de aves. Es indispensable buscar un proveedor serio, que garantice la calidad de las aves, si tienen vacunas, que plan vacunal utilizó, la edad exacta de las aves y su procedencia. Algunas veces los proveedores mas económicos le compran los huevos de tercera o de desecho a las empresas de reproductoras, y estos pollos vienen ya contaminados lo que genera altas tasas de mortalidad en la primera semana.


6. Alimento: El alimento que consuman las aves debe cumplir con ciertas características nutricionales necesarias, para proveer a los animales con las cantidades correctas de energía, proteína, fibra, vitaminas y minerales. Solo de esta manera se podrán alcanzar los niveles de producción deseados. Esto no significa necesariamente, que sea necesario usar alimentos comerciales para poder tener una buena producción, pero si se debe tener un alimento balanceado que cumpla con los requerimientos nutricionales de las aves. El desarrollo genético alcanzado en términos de productividad y conversión alimenticia, hace de las aves de hoy, máquinas productivas altamente eficientes, pero igualmente, altamente demandantes en el aspecto nutricional.




7. Control de las variables: Una vez tenemos las aves en la finca y comienza el ciclo productivo. Se debe tener un control de los indicadores productivas, administrativos y de gestión. Para tal fin es necesario llevar unos registros donde se consigne la información del número de aves vivas, cantidad de mortalidad, cantidad de alimento suministrado, por mencionar unos pocos. Esto se hace con el fin de ejercer una administración del negocio con base en la evidencia, pues hay que partir de la premisa: “Solo se puede mejorar aquello que se puede medir”. Una vez claros los indicadores, es posible revisar los mismos y realizar cambios necesarios para ajustarlos a los valores deseados. Así entonces sabremos con certeza qué debemos ajustar (el consumo de alimento de acuerdo al número de aves vivas, determinar si la producción está acorde a los estándares de la línea genética y la edad, etc.)


8. Bioseguridad: La bioseguridad es un conjunto de normas que deben seguirse para garantizar el estatus sanitario de las aves y de la granja. Las altas densidades poblacionales con las que se trabaja hoy en avicultura, hacen que la velocidad de propagación sea muy alta, pudiendo ocasionar pérdidas gigantescas en lapsos de tiempo muy cortos. Es por esto que es necesario enfocar el manejo hacia la prevención. Al manejo correcto del plan vacunal de las aves, no permitir el ingreso a personas ajenas a la explotación que puedan introducir virus, bacterias o parásitos a las aves, realizar un baño completo y cambiar la ropa que utilizamos en el exterior para poder ingresar al área de producción, desinfectar el área, los equipos y el tamo antes de la llegada de las aves y desinfectar periódicamente la cama y alrededor del galpón por mencionar algunas pocas.


Todas estas medidas tienen la finalidad de evitar el brote de alguna enfermedad. Las aves silvestres y otras especies de granja (patos, gansos, loros, piscos y demás), portan con frecuencia patógenos que pueden ocasionar afectaciones productivas, por lo que deben estar separados.


9. Manejo de personal: Es necesario, independientemente de si es un pequeño, mediano o grande productor, evitar dejar las aves solas por mucho tiempo. De esta manera se pueden corregir problemas frecuentes, como taponamientos en bebederos ó control de la temperatura, de manera oportuna. Es necesario capacitar al personal en granja, pues las variables que debe controlar un operario en avicultura son numerosas. El hacerlo de manera oportuna, puede ahorrarle al inversionista millones.


10. Comercialización: Desde la planeación del proceso es importante planear respecto a la comercialización y mercadeo de los productos. Teniendo en cuenta que son alimentos perecederos, es recomendable que la distribución se haga de manera periódica, evitando períodos largos de almacenamiento. De esta manera propenderá por mantener un producto inocuo, y evitará pérdidas por descarte de producción.



En caso la venta de animales vivos, tenga en cuenta que hay un momento óptimo para realizarse.. Posterior al mismo, la ganancia diaria de peso disminuye y cada día que pasa se convierte en una pérdida económica.


Camilo Ardila Gómez

Medico Veterinario Zootecnista

Galápago Agroconsultores

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square